Jarrilleros 42 - Padura 47

Partido con mucha tensión el de esta mañana hasta el último minuto de juego en Portugalete.

 

Un tremendo último cuarto por parte de los nuestros, salva un partido que se nos ha puesto muy cuesta arriba desde el principio llegando a ir 13 abajo en el marcador en algunos momentos.

 

El partido lo empezamos muy dormidos, sin ideas adelante ni atrás. Jarrilleros se movía por el resbaladizo campo como pez en el agua, empezando muy enchufados con un parcial de 10-2. Reaccionamos algo a partir de la mitad de este cuarto para acabar 13-9.

 

El segundo cuarto sigue con la misma tónica. Nada resolutivos en ataque ante la dura defensa de Jarrilleros y al contrario que ellos, nosotros muy blanditos en defensa. Esta caraja nos dura otro medio cuarto, tiempo suficiente para que nos endosen un parcial de 10-3 que deja el marcador con la máxima ventaja local de 25-12.

 

A partir de aquí, en este último medio cuarto le echamos ganas atrás y con más organización en ataque llegamos 29-20 al descanso. Algo tenía que cambiar, y esto era en defensa. Si no tenemos buen día en ataque y los tiros no entran, paciencia, defendiendo fuerte atrás seguro que todo empieza a ser mucho más fácil. Teníamos que creer en que todo buen ataque empieza por una buena defensa. Y así ha sido. En el tercer cuarto seguimos sin ideas en ataque, pero ya defendiendo muchísimo más. Siguen sin entrar los tiros pero ellos ya no juegan fácil. El parcial de 2-2 en 5 minutos así lo demuestra. Y poco a poco nos vamos encontrando más cómodos, ya corremos algo al contraataque y miramos más el aro. El cuarto finaliza con 8-10.

 

Y entonces con la buena defensa del cuarto anterior, y las últimas buenas sensaciones en ataque empezamos el último cuarto. Poco a poco vamos remontando basándonos, por fin, en una defensa muy activa. Empezamos a defender fuerte a balón y a cerrar bien las líneas de pase, y con esto a robar muchísimos balones para acabar fácil. Cogemos la confianza que nos faltaba antes y ya empezamos a meter los tiros cercanos y de media distancia. Lo dicho, muy buen trabajo atrás para facilitar la labor ofensiva y culminar la remontada con un parcial de 5-17. De todos modos no nos puede volver a pasar esto. Hemos salido demasiado relajados, con la idea en la cabeza de que Jarrilleros todavía no se ha estrenado en liga y pensando que iba a ser un partido “fácil”. Pero hoy nos han dado una buena lección, nos han demostrado que no hay rival pequeño, ni partidos “fáciles” y por ello nos han hecho sufrir más que ningún otro equipo.