Arriba: Brais Fernández (entrenador), Uxue San Emeterio, Izaro Elorduy, Olatz Garmendia, Yaiza Ruiz, Andrea Cebrecos, Jon Ander Paredes (entrenador)

Abajo: Nahia Fonseca, Andrea Bacigalupe, Naroa Del Rio, Naiara Muñoa, Amaia Albizua

 

Cadete Femenino. Dosa Salesianos - Padura

Tarde de frio y lluvia. Tarde de peli y manta. Pero a las cadetes les tocaba partido. Y como a pesar de que las palomitas están buenas, el baloncesto manda por encima de todo, a Barakaldo se fueron las nuestras a darlo todo (A Dosa, no a la Anaconda, que no había quien entrara).

 

Enfrentandonos a las primeras de grupo, y teniendo a 3 de nuestras guerreras lesionadas, los nervios se notaban en el ambiente, aunque nadie los quisiera reconocer. Pero, pese a todo, nuestras albiazules salieron al campo a darlo todo, a pelearlo todo.

 

Los primeros minutos logramos plantarles cara, aguantando las acometidas y respondiendo en contraataque, pero a medida que pasaba el tiempo la superioridad numérica del equipo rival, que realizaba cambios cada poco tiempo, iba mellando nuestra defensa más y más. Cabe destacar que a pesar de que el cansancio se iba notando en el juego de nuestras jugadoras, la idea de abandonar, de dejar de correr, de dejar de luchar, fue algo que a nadie se le pasó por la cabeza. Al campo se sale a darlo todo. Pase lo que pase. Sean cuales sean las circunstancias. Y así fue. Salimos, y luchamos.

 

Al finalizar el partido, sensaciones no tan agrias, ya que pese a haber perdido, y pese a que nuestro acierto ofensivo no fuese el mejor, buen sabor de boca por saber que se puede pelear cada partido, que se pueden ganar rebotes a chicas dos cabezas mas grandes que tu, que se puede plantar cara a cualquier equipo.

 

Para finalizar, y para que quede bien claro, en este equipo se instaura una nueva norma: PROHIBIDO LESIONARSE! Ahora a descansar, y hasta el próximo encuentro. Y hasta entonces... AUPA PADURA!!