Padura 60 - Bedarbide 31

Antes de empezar con las impresiones del partido, dar las gracias al equipo de Orduña, ya que no tuvieron ningún problema en aplazar el partido una semana (Con lo que ello conlleva) debido a un cúmulo de infortunios en nuestro equipo.

 

El partido empezaba muy diferente al que jugamos en su casa. Los dos equipos empezamos con varias defensas muy buenas que nos llevaron a acabar el primer cuarto bastante apretadas y con un marcador relativamente bajo.

 


Pese a ello, y como ya pasó durante todo el partido en Orduña, los puntos no se hicieron esperar, y a lo largo del segundo cuarto nos dedicamos a intercambiar canastas constantemente. 


Como en otras muchas  ocasiones, el ritmo alto y el "correcalles controlado" que intentamos imponer en los partidos dió sus frutos,  y la segunda parte estuvo con un colchón de unos 10 puntos a favor de las locales hasta mediado el último cuarto. De ahí al final, un arreón final de las nuestras decantó la balanza hacia nuestro lado.

Así pues, refiriendome ya a los dos partidos disputados este fin de semana, se cumple lo mencionado en la última crónica. No por las victorias, sino por la manera en la que han llegado. Las Junior han demostrado ser capaces de hacer muy buen baloncesto imponiéndose a dos equipos muy duros de roer, y eso ha sido por que estás dos semanas de entrenamientos hemos vuelto a trabajar con ganas e intensidad. No queda más que felicitarlas por el buen fin de semana y empezar a pensar en la semana que viene. Zorionak!

 

Antes de empezar con las impresiones del partido, dar las gracias al equipo de Orduña, ya que no tuvieron ningún problema en aplazar el partido una semana (Con lo que ello conlleva) debido a un cúmulo de infortunios en nuestro equipo.


El partido empezaba muy diferente al que jugamos en su casa. Los dos equipos empezamos con varias defensas muy buenas que nos llevaron a acabar el primer cuarto bastante apretadas y con un marcador relativamente bajo.


Pese a ello, y como ya pasó durante todo el partido en Orduña, los puntos no se hicieron esperar, y a lo largo del segundo cuarto nos dedicamos a intercambiar canastas constantemente. 
Como en otras muchas  ocasiones, el ritmo alto y el "correcalles controlado" que intentamos imponer en los partidos dió sus frutos,  y la segunda parte estuvo con un colchón de unos 10 puntos a favor de las locales hasta mediado el último cuarto. De ahí al final, un arreón final de las nuestras decantó la balanza hacia nuestro lado.

 

Así pues, refiriendome ya a los dos partidos disputados este fin de semana, se cumple lo mencionado en la última crónica. No por las victorias, sino por la manera en la que han llegado. Las Junior han demostrado ser capaces de hacer muy buen baloncesto imponiéndose a dos equipos muy duros de roer, y eso ha sido por que estás dos semanas de entrenamientos hemos vuelto a trabajar con ganas e intensidad. No queda más que felicitarlas por el buen fin de semana y empezar a pensar en la semana que viene. Zorionak!