Padura Osasunalde 14 - Escolapios 44

UNA DE TERROR...

 

Los chicos del Padura Infantil 2004 llegaron dormidos al campo verde de Arrigorriaga, donde se disputaba el partido correspondiente a la cuarta jornada de liga frente a Escolapios. Alguno, incluso, llegó más tarde de la cuenta debido a ese estado de somnolencia. 

 

Ante esta situación, los jóvenes jugadores decidieron contarse a sí mismos y al público una historia para no dormir. Un relato de auténtico terror. Y vaya si lo consiguieron. Tres cuartos faltos de intensidad, alma y concentración. Treinta minutos de pura desidia, en los que cada balón dividido acababa en manos rivales. Una eterna media hora en la que nadie trabajaba para recibir y el juego de ataque cortocircuitaba constantemente. 

 

Ante la pasividad local, el rival establecía diferencias desde el primer cuarto, que engordó en el segundo (3-26 al descanso). Los albiazules no reaccionaron hasta el último acto, en el que pusieron todo el corazón, la tensión y la fuerza que les faltó durante todo el partido. Durante diez minutos se vio a un equipo completamente distinto... pero ya era demasiado tarde.

 

Hemos comprobado cual es nuestro nivel potencial. Sabemos de lo que somos capaces. No podemos exigirnos menos de ese nivel de ahora en adelante. Es hora de dejar atrás géneros como el terror y el drama. Es hora de pasar a la acción.

Aurrera mutilak!