Arriba: Brais Fernández, Leire Urrutikoetxea, June Fernández, Uxue Veganzones, Marta Camacho, Itsaso Paredes, Jon Ander Paredes

Abajo: Olatz Garmendia, Maddi Ruiz de Azua, Eva Coira, Agurne Hernández, Aitana Merino, Nerea Espinosa

Ausente: -

 

Padura 47 - Bidegintza 51

 

 
Una vez más, había algo más en juego que la victoria entre estos dos equipos. Este año, el equipo que ganase el último partido de la fase de grupos jugaba los cruces de A1, y esta vez el equipo visitante nos comió la tostada.
 
 
Comenzó el partido con mucho respeto mutuo. Muchas de las acciones eran poco arriesgadas e intentábamos no forzar las situaciones en exceso para no provocar perdidas que nos costasen canastas fáciles como en la ida. Por ello y por la alta cantidad de faltas señaladas e incluso a veces cometidas por las jugadoras de ambos equipos, fue imposible imponer ritmo alguno al encuentro durante toda la primera parte. Nos fuimos al descanso con un 20-30 que no reflejaba la igualdad que estaba habiendo en el campo.
 
 
La segunda parte siguió la tónica de la primera, tanto el equipo de Zalla como el Padura no pudieron imponer el ritmo al que suelen acostumbrarnos y eso se vió reflejado a la hora de tomar decisiones tanto ofensivas como defensivas. Durante los últimos veinte minutos se realizaron cambios ofensivos, de posicionamiento, de defensa... Pero nada, parecía que nadie quería tomar el mando del partido. Así pues llegamos al final del encuentro con un colchón de cinco puntos para las visitantes. Colchón que las jugadoras del Padura acortaron con un triple y que un servidor se encargó de echar a perder con una falta técnica de auténtico novato. Así pues, las visitantes terminaron el partido con una ventaja de cuatro puntos (47-51) y se hicieron con el primer puesto del grupo, lo cual les da con total merecimiento un puesto en los cruces para A1.
 
 
A nosotras, nos toca afrontar esta segunda fase en A2, donde seguramente daremos muchísima guerra hasta el final. Tenemos unas cuantas semanas por delante para reponernos e ir a por todas. Aupa Padura!