Arriba:

Abajo:

Ausentes:

Padura 53 - Jarrilleros 38

A rachas. Ese es el resumen de este partido y de lo que llevamos de temporada.

 

Somos capaces de hacer lo mejor y lo peor en un mismo partido y así lo hemos demostrado hoy. Hemos sabido administrar esas rachas siendo las nuestras más determinantes y por eso nos hemos llevado el partido. Pero no nos vale, si sabemos jugar bien lo tenemos que demostrar durante todo el partido y no solo a ratos.

 

El comienzo del partido ha sido el único momento en el que se ha visto cierta igualdad, sin que ningún equipo domine sobre el otro. Empezamos bastante trabados, dominando las defensas sobre los ataques y nos cuesta arrancar el partido (6-2 min.6), y a partir de ahí, entrando poco a poco en el partido, los dos equipos empezamos a encontrarnos más cómodos en ataque y con un continuo intercambio de canastas el cuarto acaba con 14-8.

 

Es acabar el primer cuarto y ya empezamos con la primera racha, en este caso para bien. Espabilamos trabajando desde atrás, con varios robos de balón y buen acierto en ataque culminamos esta racha con un 13-4 en el minuto 8, para pasarle el turno a Jarrilleros y nos endose un 0-7 en dos minutos. 27-19 al descanso.

 

Y parecía que íbamos a empezar el tercer cuarto como habíamos acabado el segundo. Estamos dos minutos sin anotar hasta que un quinteto decide ponerse a currar. Aquí empezamos la mejor racha del partido, y me atrevería a decir de la temporada. Gracias una defensa intratable, achuchando mucho a balón, cortando líneas de pase y muy atentos a las ayudas, conseguimos ataques fáciles y muy rápidos para acabar el cuarto con un parcial de 19-4 y llegar con 46-23 al último.

 

Al empezar el último cuarto bajamos un poco el ritmo en ataque pero seguimos defendiendo muy bien. Llegamos al minuto 6 con nuestra máxima ventaja de 53-25, y es entonces cuando volvemos a bajar los brazos. Ya no anotamos en lo que queda de partido, y Jarrilleros como ya demostró a la ida lucha hasta el final. Anotan trece puntos seguidos y se acaba el partido con el resultado final (53-38).

 

La conclusión del partido ya está dicha. Jugamos a rachas, muy buenas y muy malas también, y no podemos depender siempre de lo mismo. Tenemos que dar la cara los 40 minutos, vayamos ganando de 30 o perdiendo de 50, así que esperemos que este parón navideño nos siente bien y no empecemos el año nuevo como hemos acabado éste, a rachas.